25 de noviembre de 2011

POR QUÉ AMO A STEPHEN KING

Por las dudas, aclaro que lo amo como ESCRITOR. :)

Sí, lo sé: medio mundo dice que ya no es tan bueno como antes y que sus últimas novelas son demasiado largas. Pero yo igual lo admiro y lo sigo leyendo. ¿Por qué? Pues porque todavía sabe engancharme, y eso es lo más importante que suelo pedirle a una novela. Empiezo un libro suyo y me pierdo en él casi enseguida, ya sea que luego me guste o no (o me guste sólo a medias).

Además, su lista de personajes memorables es larguísima: la enfermera loca de Misery, Randall Flagg de Apocalipsis, Carrie y su chiflada madre, Christine (¡un auto!), el pistolero Roland, el payaso de It y hasta el poeta alcohólico de Tommyknockers.

¿Y qué fanático del horror no atesorará escenas como cierto corte de pie, un baño de sangre en medio de un baile de graduación o la perversa cara de un payaso asomando en una alcantarilla?

Por si todo lo anterior fuera poco, aprecio la honestidad de King. ADMITE que sus novelas no son obras maestras literarias, pero al mismo tiempo agradece a sus lectores por seguirlo y hace el esfuerzo por complacernos.

No puedo pedirle mucho más a un autor. ¡Gracias por entretenerme e inspirarme, señor King!

Emma

18 de noviembre de 2011

MIS LIBROS DE HORROR FAVORITOS

He estado ocupada con algunas cosas por lo que no se me ocurría qué poner aquí, así que para variar no voy a hablar de mí misma (:P) sino de mis libros de horror favoritos. Léanlos si tienen la oportunidad y ya me contarán si están de acuerdo o no con mi elección. :)

Cuentos de amor, de locura y de muerte, de Horacio Quiroga (autor uruguayo que ha sido comparado con Edgar Allan Poe). Nos hicieron leer El almohadón de plumas en una clase de literatura, pero el libro es tan bueno que devoré todos los cuentos. Tiene dos de las historias más macabras que he leído en mi vida (El almohadón de plumas y La gallina degollada).

Narraciones completas de Edgar Allan Poe. Bueno, este autor no necesita mucha presentación, pero como murió hace tiempo ya no se habla tanto de él en los medios. Mis relatos favoritos de él son tremendos clásicos: El gato negro y El pozo y el péndulo. Pero adoro más de la mitad de las narraciones del libro. Algunas tienen su lado cómico, como El diablo en el campanario o El método del doctor Alquitrán y el profesor Pluma.

Dominio, de James Herbert. Éste es un libro que encontré por casualidad en una venta de segunda mano. Hay una catástrofe nuclear... y los sobrevivientes deberán entendérselas con unas ratas mutantes enormes. ¡Es escalofriante! :D (Aunque debo decir que, en general, me gustan las ratas.)

Drácula, de Bram Stoker. Se han hecho tropecientas adaptaciones de la historia, pero tardé un poco en leer la obra original y la verdad es que fue una sorpresa agradable. ¡Era mucho más macabra de lo que yo había esperado para ser una novela tan vieja! Totalmente recomentable.

El año de Drácula, de Kim Newman. Es otro libro que encontré por casualidad (una maravillosa, estupenda casualidad). La historia transcurre en la Inglaterra victoriana; cuenta una realidad paralela en la que Van Helsing NO derrotó a Drácula y él se ha apoderado del trono, convirtiendo la sociedad en una mezcla de humanos y vampiros. Hay referencias a muchas otras obras literarias y personajes de la vida real, incluyendo la vampiresa Carmilla y Jack el Destripador.

Cuernos, de Joe Hill. Había mencionado este libro en un post anterior. Ignatius Perry, el protagonista de la novela, despierta después de una resaca con ¡dos cuernos brotando de su frente! Estos cuernos tienen la propiedad de hacer que las personas le digan la verdad, y así él tiene la oportunidad de averiguar quién violó y asesinó a su novia. Pero aun con los cuernos, no será nada fácil...

Mis demás libros favoritos son todos de Stephen King. Sí, de acuerdo, últimamente sus libros son demasiado largos y todo eso, pero por algo llegó a ser el escritor más popular de gringolandia. Las novelas suyas de horror que más me impresionaron fueron:

Misery. Es la historia de un escritor que sufre un accidente automovilístico y es rescatado por una enfermera que además es su admiradora número uno. El problema es que la enfermera está bastante chiflada... Misery fue el primer libro que leí de Stephen King y el que me convirtió en su admiradora. Encima, la enfermera loca está en mi lista de villanos más aterradores de la literatura. :)

Cementerio de animales. Una familia se muda a una casa nueva. Cerca de ahí hay un cementerio de mascotas, pero un poco más allá también hay un antiguo cementerio indio con el terrible poder de resucitar a los muertos. Sin embargo, los muertos resucitados no serán exactamente como antes de morir.

El resplandor. Danny Torrance, un niño de cinco años, tiene el don de la clarividencia, el cual le resulta a veces una carga tremenda. Las cosas empeoran cuando su padre, Jack Torrance, toma un empleo de vigilante en el hotel Overlook. Allí la familia entera pasará el invierno en completo aislamiento, y Danny descubrirá que el hotel no sólo tiene un pasado terrible, sino que dicho pasado está cobrando vida a través de su don, poniéndolos a él y a sus padres en un peligro mortal.

Cujo. Una madre y su hijo quedan atrapados en un automóvil estropeado, bajo el sol del verano, asediados por un perro San Bernardo infectado de rabia. Terror puro.

Maleficio. Un abogado gordo atropella a una anciana gitana. El padre de la gitana le lanza una maldición: la de perder peso hasta niveles extremos. El abogado debe hacer todo lo posible para detener la maldición mientras su vida desaparece kilo a kilo. Así como lo cuento parece una tontería, pero es una historia fascinante. Stephen King la escribió bajo el seudónimo de Richard Bachman. Curiosamente, uno de sus personajes dice sobre la situación que "suena como una novela de Stephen King". :D A muchos podrá no gustarles el final, pero a mí me pareció perfecto.

Duma Key. Un constructor pierde un brazo en un accidente con maquinaria pesada. Su matrimonio se destruye debido a los cambios de personalidad causados por la lesión cerebral, de modo que él se muda a una casa solitaria en la costa de Duma Key. Allí descubre que tiene un talento asombroso para la pintura, pero hay algo sobrenatural acerca de sus cuadros y poco a poco se hace evidente el influjo de una entidad maligna. Ésta es una de las novelas de Stephen King que se hubiera beneficiado bastante de un recorte de páginas, pero debo decir que hacía mucho tiempo que no me asustaba una muñeca...

Y me voy a seguir leyendo el quinto libro de La torre oscura. ¡Saludos y buena lectura para ustedes también!

Emma

11 de noviembre de 2011

CÓMO NACIÓ ENTRE REJAS

Lo sé, todavía falta un poco para la publicación de mi novela corta (saldrá en enero), pero se me ocurrió que podría contar un poco sobre el origen de la historia.

Antes de eso, sin embargo, les recuerdo que ya están a la venta los dos primeros números de la colección. :) Para más información, pueden visitar la página de la editorial en Facebook o su sitio web.

Bien, volviendo a Entre rejas, la lamparita se encendió cuando pensé lo siguiente: ¿qué tal si hubiera una cárcel y los presos se vieran asediados desde afuera, por lo que tendrían que recluirse en el lugar del que antes hubieran querido escapar? (bueno, más que una lamparita se encendieron fuegos artificiales en mi cabeza, y de inmediato corrí a anotar la idea para no olvidarla).

Claro que ésa fue sólo la idea, y el primer obstáculo que surgió fue el siguiente: OK, hay presos asediados desde afuera, pero ¿cómo llegaron a esa situación y por qué?

Digamos que me rasqué mucho la cabeza en los días siguientes tratando de encontrar una historia que pegara con mi idea.

Entonces pensé que quizás los de afuera estuvieran asediando a los presos para obtener algo de ellos. Y luego pensé que podrían querer a uno de los presos por algún motivo a revelar. Y ahí más o menos empezaron a moverse las ruedecillas dentadas de mi cerebro (sí, mi cerebro literario es anticuado y funciona con ruedecillas, ¿algún problema? :D).

¡Súper! Ya tenía la idea y un esquema básico de la trama. Fue cuando se presentó el segundo obstáculo: ¿cómo cuernos iba a escribir la historia, si nunca he estado presa y no tengo la más pálida idea de cómo funcionan las cárceles en la vida real?

Menos mal que tenemos Internet (porque no iba a cometer ningún delito para hacer investigaciones de primera mano). Me puse a buscar información aquí, allá y acullá y averigüé unas cuantas cosas, entre ellas: la mitad de lo que se ve en películas sobre penitenciarías es pura ficción, el trabajo de guardia carcelario es un ASCO y los vehículos típicos del ejército estadounidense se llaman Humvees (me gusta el nombre, me hace recordar a las abejas).

Sí, todo lo anterior pinta en mi historia. Pero no se preocupen, que no voy a abrumar a nadie con datos; lo que importa en la novela corta son los personajes y las escenas sangrientas.

Dejando de lado las cuestiones técnicas, había algunos aspectos de la trama algo intrincados. No revelaré cuáles (podemos armar un debate después de que salga el libro, sin embargo), pero puedo decir que corrí el riesgo de meter la pata hasta el fondo en la lógica de la historia. Y es que no importa qué tan sobrenatural sea una historia: tiene que tener su lógica interna o se desmoronará como un castillo de naipes.

En fin, bastó poner algo de ingenio y psicología para resolver el último problema, y luego de unas pocas semanas ya estaba listo el pastel, digo, la novela corta. Fue muy, muy divertido escribirla, y ahora sólo espero que también resulte divertido leerla (macabramente hablando). Ahí dejaré que los lectores tengan la última palabra. :)

Emma

PD: Estas chicas parecen muy entusiasmadas por el lanzamiento del libro. Es que los tipos escalofriantes como el de la portada tienen su encanto... (De nuevo, la imagen es cortesía de mi amigo Carlos, a quien pueden encontrar aquí.)

4 de noviembre de 2011

LOS FANS DEL HORROR NO ESTAMOS CHIFLADOS :D

La verdad, no entiendo a la gente que no nos entiende a los fans de lo macabro. ¿Qué tiene de malo divertirse viendo cómo a alguien lo destripan en una peli de horror? Sabemos que es ficción. Sabemos que ninguno de esos gatos (o perros, o conejos; curiosamente, nunca son loros o iguanas) ha muerto durante la realización de la película.

Las pelis y libros de horror son ENTRETENIDOS. Y son sustos seguros; es decir, no arriesgan nuestra integridad física o mental como los asesinos de la vida real, los tiburones o los cobradores de impuestos.

¿Y quieren saber algo más? Escribir historias macabras es tanto o más divertido que leerlas o verlas en el cine. Así nos damos el gusto de liberar las frustraciones de la vida real, imaginando, por ejemplo, que ese molesto vecino que amenaza con matar a nuestro gato por mearle en el jardín es una víctima de nuestras fantasías. :D ¡Y es una catarsis perfectamente legal! Ya están advertidos, por cierto: si alguna vez molestan a un escritor de horror, es muy probable que terminen descuartizados en la ficción...

De verdad, que no estamos chiflados ni hacemos en la vida real las cosas que vemos y leemos en las películas y los libros. Es decir, al menos la mayoría de nosotros (sí, es posible que haya alguna oveja negra por ahí; sin embargo, Jack el Destripador vivió en una época donde no había libros ni pelis de horror... ¡diantre, qué aburrido debía ser!).

En fin, para quienes sí disfruten lo macabro, les recuerdo que ya está abierto el concurso en La Web del Terror. Pueden empezar a enviar sus maquiavélicas historias ya mismito. :)

¡Saludos macabros a todos los fans del horror!

Emma